Encantada.

“Soy sapiosexual y lo que me pone de ti es tu inteligencia. Me pone saber que tu mente es inquieta. Que te pongan las letras, la música, la ciencia, el arte. Que a nada estimulante le digas que no. Me pone tanto que me estimules. Que todo te cause curiosidad y que desarmes y rearmes todo; mis pensamientos, los tuyos. Me pone que cuestiones al mundo, que no des nada por sentado, que vulneres el orden, sedicioso, subversivo. Me pone que empujes tus límites y que empujes los míos, que me dejes sin aliento, que me dejes deseando más.

Me pone cuando sabes cosas que yo no sé, y me las explicas, y me haces cómplice. Me pone que tus ideas me penetren, que tus palabras me violenten. Que me transgredas y me atravieses entera, charlando. Me pone que sepas leerme. Que entiendas mi idioma. Que me pilles el humor, que me pilles la mirada. Que me retes y me invites a vivir en tu cabeza, y que me no me agotes mientras te busco, fulminante. Me excita que sepas cómo encontrar mi epicentro. Me pone que te pienses ignorante. Que creas que sabes poco y que te falta aún por saber. Me pone que te conozcas tan bien que sepas entenderte, entenderme, y que siempre busques saber más. Que te comprometas con tus ideas y que no te de miedo cuestionarte o discutir: con los demás, contigo mismo. Me pone que te explores y que me explores a mí. Que sepas usar tu tiempo y que sepas cómo no perderlo. Me pone sentir que contigo me encuentro. Que contigo soy.
Me pone que no escuches a tus demonios, esos que te dicen que no eres lo suficientemente bueno. Me pone que te vuelvas temperamental, trabajólico, difícil, brillante. Porque sabes lo que quieres. Porque vas hacia lo que quieres. Porque vienes, si lo que quieres soy yo.

Fóllame el cerebro. El cuerpo luego seguirá. “

7

| 1 Comentario

Felicidades Fortachon.

FfdchdF

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Llama tú y pregunta por mí, que aquí no estoy.

No se, yo pensé que ahora me tocaba una temporada de ser feliz y en realidad no lo soy. Me siento indiferente, ajena a lo que me rodea, me siento deseada pero poco querida. Y a decir verdad, no tengo nada de lo que quejarme en mi vida. Estudio para trabajar en mi vocación, tengo amigos que me quieren y una familia que me apoya, pero ya no miro el mar con los mismos ojos. Ahora siempre está triste, borroso, empañado. Echo de menos sentirlo salvaje, furioso, bravío, desafiante… Echo de menos verme reflejada en el. Creo que me estoy perdiendo entre tanta indecisión. Echo de menos ser constante y firme con mis actos, ya no creo que todo lo que hago está bien y eso me convierte en una persona indecisa. Y odio los terrenos movedizos e inestables. Nunca me había sentido tan resentida, molesta, frustrada y desencantada conmigo misma. Y lo peor de todo es que no me pienso dejar ayudar.

| 2 comentarios

Si quieres cambiar…

…no intentes cambiar como actúas, eso es temporal; cambia como piensas, cambia tu visión del mundo, esa es la puta clave.

| Deja un comentario

¿Cuántas vueltas hay que dar en la cama para llamarlo echarlo de menos?mfdfdfd

| Deja un comentario

Mi más sentido bésame, bésame, besayúname, ayúdame a deshacer la cama. Te comería a versos, pero me tragaría mis palabras.

| Deja un comentario

Ojalá..

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ojalá la vida fuera siempre fácil, todo con pequeños gestos porque ya sabemos lo que los demás esperan de nosotros. Pero nos pasamos el día enredados en malentendidos y esto hace que nos alejemos de aquellos a los que queremos. Nos cuesta expresar nuestros sentimientos y casi nos sorprende que las cosas no salgan como nosotros queremos. Creo la clave está en aprovechar las cosas según van viniendo, sabiendo que a veces es difícil superar el pasado; pero sabiendo también que la vida nos suele dar más de una oportunidad y debemos aprovecharla y no dejarla escapar.

| Deja un comentario

Quizá porque no han compuesto una melodía tan excitante como me hizo sentir él.

Con el me fui noche tras noche hasta el mar
para besar su boca fresca de amor
y me juró querernos mas y mas y no olvidar jamás 
aquellas noches junto al mar

Hoy solo me queda recordar
mis ojos mueren de llorar 
el alma muere de esperar.

| 1 Comentario
“Hacía tiempo que no experimentaba aquello. Se sentía genial. El sonido de las olas del mar dejándose arrastrar hasta la orilla le reconfortaba, haciendo que volviera a caer en un sueño profundo del que solo volvía a despertar cuando los rayos de sol que se colaban en su habitación a través de las cortinas de lino eran lo suficientemente fuertes.
Pensaba en…bueno, en realidad no pensaba en nada. En nada importante quiero decir. Tan solo en cosas sin importancia como la temperatura que haría en la calle o si quedarían panecillos en el Buffet cuando bajara a desayunar.
Finalmente decidió levantarse. Atravesó la habitación desnuda, iluminada por aquel sol caribeño que no hacía más que causarle buenas sensaciones. Fue al baño para darse una ducha y nada mas entrar quedó maravillada. Todo parecía de museo. El grifo, la bañera, las alfombrillas… todo aquello debía de ser de la década de los veinte. Y seguía manteniendo todo su encanto. Se fijó en los azulejos, los cuales contenían en el centro pequeñas imágenes en las que estaban representadas escenas de la vida cotidiana de campesinos, artesanos y obreros de la ciudad.
Cuando terminó de ducharse, se enrolló una toalla al cuerpo y salió al balcón. Nunca había visto nada como aquello. Contemplaba una de las principales calles de la ciudad y era todo un espectáculo. La gente caminaba de un forma muy peculiar. Parecían felices. Los coches, dios mío, aquellos coches no podían ser reales… Le encantaban, y se prometió a sí misma comprarse uno cuando volviera a su ciudad. Pero de momento iba a seguir disfrutando de aquel país, de aquella cultura, de aquellas playas… Se quedó allí parada unos minutos mas hasta que se dio cuenta de que estaba mirando desde la habitación de un hotel, cuando realmente podía introducirse en aquel ambiente que no dejaba de sorprenderla.
Se puso encima lo primero que encontró y bajó descalza a la calle. Y paseó. Paseó durante horas. Hasta que finalmente cayó muerta de cansancio sobre la arena de una de esas maravillosas playas y se durmió. Lo hizo con el mismo sonido de fondo con el que se había levantado. Las olas. Que no dejaban de arrastrarse por la arena. Ni parecía que iban a dejar de hacerlo…”

P. M

| Deja un comentario

A veces la decisión de irse duele menos que la de quedarse.

DSC_3243ssssssssds

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

Gracias -susurró en mi oído-

“Gracias por compartir tus pesadillas conmigo, y digo gracias porque creo que no es fácil recordar un sueño y aún así tú me lo detallas. Algunos no tienen sentido, otros tienen mucho y a veces, son una mezcla de tener o no tener… Aunque yo no sé de sueños o algo así (mi sueño se hizo realidad el día que te conocí)… Pero quiero que sepas que yo todos los días y las noches pienso en ti, y que para mi eres perfecta. Y ya sabes que no quiero estar solamente en tus sueños, también quiero estar en tus pesadillas, pero no pertenecer a ellas, sino estar para luchar a tu lado y convertirlas en hermosos sueños dignos de ti, merecedores de tus bellos ojos… “

| 1 Comentario

Imagen | Publicado el por | Deja un comentario

I’m not one of those who can easily hide..

asdasda.jpgYa se acabó. Otros 365 días de mi vida que se han ido por el desagüe, como mis lágrimas, mis propósitos y mis metas. Mira que siempre digo que es mejor no hacer balance de lo que ha ocurrido, pero en realidad me gusta hacerlo… Soy así y aquí estoy, otra noche dándole vueltas a los mismo recuerdos… A esos que ya empiezan a coger polvo. Es curioso como nos damos cuenta de que un día ha sido el mejor de nuestra vida cuando ya ha pasado… Y para entonces ya es tarde, ya es medianoche y el reloj va a dar las 12 y entonces no vas a poder volver atrás para disfrutar de nuevo de esos segundos tan perfectos y lo único que nos queda son los recuerdos… De esos que no se borran. Todavía puedo describir lugares, momentos junto a ti, palabras, roces… Puedo ordenar y desordenarlos como yo quiera, como si hubieran sido hace unos instantes… La pena es que no lo fue… La pena es que cada vez los siento más lejos…

Publicado en Letters | Deja un comentario

¿Qué es el tiempo?

Tiempo es esa cara irónica que me mira a través de mi ventana. Es el sustantivo que parece eterno si no estás a mi lado. Es quien se encarga de recordarnos que hemos pasado las últimas tres horas de nuestras vidas tumbados en una cama. Es como llamamos a la espera, sufriendo por todo el tiempo que falta para volver a estar juntos. Tiempo es esto, que se me escapa de las manos como si fuera agua, más de dos horas en una mísera entrada.

Publicado en Letters | 1 Comentario

Come one skinny love

No existen palabras más falsas que “tiempo” o “lejanía”. Nos parecen océanos intransitables, imposibles de cruzar, separando para siempre cuerpos. Y de repente tiempo y lejanía apenas son una lluvia de verano que ni siquiera moja, pero si deshace años y kilómetros. Hemos cruzado años y ciudades para seguir temblando al tocarnos y aunque somos más sabios, nos miramos sorprendidos al descubrir que tiempo y lejanía pueden ser un abismo de pocos metros y segundos o una intimidad de miles de kilómetros y largos años de separación.

| Deja un comentario

Porque cuando se juntan dos ríos, la corriente se hace más fuerte.

| Deja un comentario

It’s the happiness inside that you’re feeling

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 Ahora mismo son casi las 5 de la mañana y estás dormido a mi lado. Y me gustas. Me gustas respirando tranquilo. Me gusta mirarte, olerte, sentirte. Me gusta que te muevas de repente y que me des un beso.  Tú continuas dormido y yo, en exactamente 2 segundos, pienso dormirme a tu lado. Porque quiero. Porque me gusta despertarme contigo, tus manos en mi cuerpo. Porque creo que no se puede ser más feliz.

| Deja un comentario

Es difícil…

Aunque me parece que es más difícil quedármelo solo para mí. Tú siempre me preguntabas cuando había empezado a quererte. Verás, comencé a quererte justamente cuando me llamaste para decir que lo dejabas todo. Es más,  fue en ese preciso momento cuando olvidé el amor que había sentido antes, me olvidé de la ternura y del sexo, me di cuenta de que lo que había sentido antes no era más que el reflejo de lo que era el verdadero amor. Descubrí que no te había querido nunca. 

| Deja un comentario

I gotta let the naughty in me free.

If you see me walking down the street or in the pages of your magazine looking just a little differently showing off a softer side of me… They saying I’m looking like a lady. They say that love has gone and changed me but don’t be fooled by everything you see. I gotta let the naughty in me free.

There’s a woman inside of all of us who never quite seems to get enough. Trying to play by the rules is rough because sooner or later something’s gonna erupt us. Because I still got that nasty in me. I still got that dirty degree and if you want some more sexy I still got that freak in me. Why is a woman’s sexuality always under so much scrutiny? Why can’t she do exactly as she please without being called a million things?

They say I’m not the girl they used to know because I don’t always wear revealing clothes. But don’t be fooled the moment I get home I’m letting loose, giving a private show. There’s some women out there who talk and stare who never seem to let down their hairLike to past judgment, but they’re just scared and don’t know what they’re missing, so they better beware.

If I want to wear lingerie outside of my clothes. If I want to be erotic in my own videos. If I want to be provocative, well that ain’t a sin maybe you’re not comfortable in your own skinSo if you want some more sexy, I still got that freak in me.

| Deja un comentario

Es difícil aguantarme en estos momentos. Lo sé. Y lo sé porque ahora mismo, tampoco es fácil aguantarme a mi misma. Es difícil saber como tratarme porque la impresión que doy es que nada me parece bien, que tengo ganas de discutir, que todos son malas reacciones y respuestas sin explicación.  Es difícil tener paciencia conmigo y más aun sabiendo que casi nadie la tiene. Es complicado intentar quererme, pero hay un dicho que dice algo así como: “quiéreme cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite”. Porque detrás de esas reacciones incoherentes y de mis palabras caprichosas, solo pido una cosa. Cariño y atención. Llevo toda la semana contándole en voz bajita a la almohada que cada noche se me hace más pesada y rezo por una puta noche en la que duerma contigo. Nada más.

Detrás de toda esta rabia, estoy más desnuda que nunca. Que no soy capaz de vivir conmigo misma, que me estoy volviendo loca. Me meteré bajo las sábanas y no saldré hasta que vengas a buscarme.

| Deja un comentario